miércoles, 17 de agosto de 2011


Por segunda vez hicimos una partida a Here I Stand el pasado sábado 6 de agosto. Para quien todavía no conozca este magnífico juego, solo diré que es un juego que intenta y logra reproducir todas las guerras, diplomacia, exploraciones, reformas, debates y piratería propios de la Era de Carlos V, Lutero y la reforma.

Esta vez como variación partimos del turno 1 es decir desde 1516 colgando las 97 Tesis de Lutero en la puerta de la catedral y el ayuno de Worms. Francia empieza con guerra con el papado y Habsburgo. El imperio Otomano está en guerra contra Hungría.


Aquí podemos observar la disposición inicial

Para esta partida contábamos con:
Ben como Francisco I al mando de Francia.
Alberto como Enrique VIII dirigiendo Inglaterra.
Farrels como Carlos V comandando a los Habsburgo.
Jordi como Lutero guiando a los protestantes.
Hynkel que más tarde seria conocido por el papamechero llevaba el Papado.
Y yo mismo como Suleiman dirigiendo las huestes Otomanas.

Tras el movimiento del protestante y el ayuno de Worms solo dos electorados habían caído bajo la influencia del Protestante.

El turno 1 empezó con una fase diplomática en la cual Francia consiguió firmar la paz con el papado. Inglaterra lejos de meterse en guerras se dedicó a explorar, crear colonias y conquistar el nuevo mundo. Habsburgo y Francia situaron tropas a ambos lados de los pirineos sin llegar a entrar en conflicto armado. Así que al no haber batallas dedicaron sus esfuerzos en el nuevo mundo y a reforzar sus ejércitos. Mientras los Otomanos tomaron con facilidad Belgrado y se prepararon para morder en Buda. Mientras papado y protestante hacían debates sobre las ideas de Lutero (Lutero fue excomulgado), publicando tratados que eran quemados por el papa.


La toma de Belgrado

El turno dos siguió con la misma constante salvo con varias variaciones: Un pacto a tres bandas permitió jugar el “Saco de Roma” y tropas mercenarias francesas marcharon hacia roma donde derrotaron las tropas papales, saqueando roma. Aunque hubo la posibilidad de crear la Liga Esmalcalda el jugador protestante no cumplía las condiciones y se escapó por pelos.

Electorados protestantes en Alemania.

No escapo de la muerte el reformador Zigwi que fue asesinado en Berna antes que explicase sus teorías. Los Otomanos sitiaron Buda derrotando a los Húngaros anexionándose parte. Carlos V decidió entrar en esta guerra aliándose con Hungría y declarando la guerra a Suleiman. Mientras la conquista del nuevo mundo seguía en marcha Carlos V firmó una alianza con Génova y el papado conquisto Florencia.

Génova aliada de Habsburgo y Florencia bajo el dominio del Papa

Mientras Habsburgo se preparaba para resistir en Viena ante las Hordas de infieles, Charles Bourbon se reveló en medio de Francia provocando una serie de alzamientos en Lyon. Cosa que sirvieron para incrementar la sensación de guerra fría entre Francia y Habsburgo.

El tercer turno sorprendió en la fase diplomática cuando el papa consintió el divorcio a Enrique VIII a cambio de ceder unas tropas mercenarias y una carta. Pese a que Anna Bolena fue incapaz de tener descendencia permitió que tras cortarle la cabeza y casarse con Jane Sigmur pudiera tener un hijo varón sano.

Ingles engendrando un varón a la segunda

Las traducciones del nuevo testamento y la biblia al alemán dispararon el numero de electorados a 4 que acogían la fe protestante. Mientras con avance imparable los Otomanos capturaron Viena haciendo prisionero a Ferdinan. Habsburgo lejos de dejarse acobardar decidió invertir todos los recursos del nuevo mundo para infestar Tracia de mercenarios alemanes que pese a los intentos del Otomano tomaron Belgrado dividiendo en 2 el imperio Otomano.
Al final del tercer turno empezaron a aparecer los piratas de Argel y al mando de ellos Barbaroja

El cuarto turno fue el despertar de Inglaterra, con un pacto diplomático con Francia, decidió anexionarse Escocia sin que sus tradicionales aliados fueran a socorrerles, ya que estos seguían vigilando la frontera sur. No tarde ni un turno Inglaterra en anexionarse Escocia.
El papado sin mucho éxito vio que el protestantismo se extendía fuera de las fronteras Alemanas, internándose en Francia e Inglaterra, lo único que pudo evitar fue que el número de electorados no incrementase y excomulgar a Calvino.

Mientras la piratería empezaba a hacer estragos en las costas españolas pero lejos de querer ceder recursos a su archenemigo el Habsburgo concedió puntos de victoria a Suleiman para intentar atacar el corazón del imperio Otomano, Estambul. El propio Carlos V se traslado a Belgrado para lanzar su ejército de mercenarios por Anatolia, mientras Suleiman hacia todo lo posible para que sus jinetes Jenízaros resistieran. Y mientras Carlos V asediaba a Suleiman en Edirne la caballería turca se lanzó al combate mientras desde el interior de la ciudad Suleiman se unió al combate. Atrapado entre dos frentes el ejército mercenario de Habsburgo fue aniquilado y Carlos V fue capturado también.

Aprovechando la debilidad del Habsburgo el Protestante (tampoco tenía opción) creó la liga Esmalcalda alzando en armas varios electorados afines a las tesis protestantes. Solo Trier y Absburgo eran los únicos electorados católicos.

El quinto turno finalmente la guerra entre Otomanos y Habsburgo llego a la paz sin unas condiciones demasiado exigentes para Habsburgo que declaro que los Otomanos habían ganado la guerra. Pagando un rescate por recuperar Viena y liberar a Carlos V (Ferdinan seguiría siendo huésped de los trucos hasta final de partida). Los Otomanos buscaron un nuevo objetivo en el Papado y le declararon la guerra. Una guerra que iba a librarse en aguas del mediterráneo.

Llegando este punto comentar que las puntuaciones estaban casi estabilizadas con el protestante destacado en primer lugar, le seguían el papado en claro retroceso y el Otomano en una cómoda 3era posición. Francia se encontraba a pocos puntos de este grupo y lejos hundido estaba el Habsburgo

Libre de la guerra con el Turco, Habsburgo se centro a recuperar los territorios protestantes de Alemania al tiempo que el papado empezaba la contrarreforma creando la sociedad de Jesús llenando toda Inglaterra de Universidades Jesuitas. Eso permitió hundir las expectativas de victoria inmediata al Protestante y al Ingles, recuperando al papado que se ponía al nivel de Francia. Habsburgo viendo que por puntos sería difícil ganar la guerra conquisto Metz y recupero un par de electorados hundiendo aun más al Protestante y dejando al Habsburgo a 3 territorios de la victoria por dominación. Francia tuvo que enfrentarse otra vez a la guerra fría y a la rebelión de Carles de Borbón aunque esta vez se dirigió hacia Alemania para ayudar en la lucha por recuperar tierras Alemanas. Con lo que se dedicó a hacer palacios obteniendo buenos puntos por ello.

El turco esperaba sacar una buena cantidad de puntos de victoria asaltando las costas de Italia controladas por el papa, pero ya sea por la presencia de flotas papales o por mala suerte lo único que obtuvo fue la aniquilación total de la armada papal sin obtener ni un punto de victoria por ello.
Todos se habían olvidado del Ingles que libre de guerras y enemigos pudo dedicar todos sus esfuerzos a publicar tratados en ingles y hacer que poco a poco y con mucha dificultad la reforma alcanzara a toda la isla. Pese a los intentos papales de impedir esas ideas la cosa fue calando hasta llegar a convertir al protestantismo a toda Inglaterra y parte de Escocia. Eso junto a los estudios de Copérnico permitieron a Inglaterra a apuntarse una victoria en este magnífico juego.

Conclusiones:
Como Otomano diré que me fui sobrando, la rápida toma de Hungría y Viena jugaron en mi contra ya que hicieron que me confiara y en vez de asegurar la conquista deje que un Habsburgo vengativo me partiera en dos.

Felicitaciones a Inglaterra, bien jugado nada que decir.

Papado, en tema diplomático era demasiado fácil de convencer no intento tomar Milán haciendo de su guerra una guerra de debates y sobretodo quemar libros.

Habsburgo, muy bien desarrollados los recursos en el nuevo mundo, sirvieron para sufragar la guerra contra el Otomano, aunque al estar demasiado centrado en un solo objetivo le impidió ver otros enemigos de los cuales poder sacar puntos.

Francia, muy cerrada sobre ella misma intimidada por sus vecinos no aprovecho la debilidad de otros para una especie de paz tensa o guerra a bajo nivel. Centrado en construir palacios pese al final quedo segundo tenia difícil obtener los puntos suficientes para ganar.

Protestante un inicio lento aunque al final del segundo turno empezó a utilizar las habilidades de sus debatientes, solo acabo la traducción de la biblia en Alemán. No vio la amenaza de la paz Otomano-Habsburgo con el tiempo suficiente como para reforzar fronteras.

3 comentarios:

Fjordi dijo...

Buena y concisa crónica, Manel. Gracias de nuevo por tutorizar la partida y explicarnos los entresijos del juego.

KRONOSSS dijo...

como se ha dicho en BSK hay varias cosas que hicimos mal:
-En el turno 1 los únicos que pueden hacer diplomacia son Habsburgo, Francia e Inglaterra.
-En caso de conceder la victoria en batalla el vencedor recupera a coste 0 todos los territorios perdidos.
-El Ingles no puede pedir el divorcio al papa hasta el turno 3.

Iván dijo...

Excelente entrada, veo que éste juego tiene muy buena pinta. Intentaré echarle un vistazo porque me parece haberlo visto en la tienda local..

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...