jueves, 7 de julio de 2011

Partida: Napoleon: The Waterloo Campaign, 1815 (parte I)

El pasado Miércoles día 6 de Julio, decidimos probar el juego de Columbia Games, Napoleon The Waterloo Campaign, 1815.

Los motivos del porqué este y no otro, os lo comento en seguida:

Buscábamos un wargame para 3 y con este pueden jugar de 2 a 3 jugadores.

Queríamos un wargame sencillo y este tiene una dificultad entre Baja acercándose más a Medía.

Y de un tiempo de resolución de como máximos 6 horas y nuestra partida duró 5 horas y cuarto, con explicación previa de unos 30 minutos y mientras jugábamos, con paradas para preguntas, resolver dudas ir al excusado, a beber agua, que si venia alguien de otra asociación, que si íbamos a ver si la puesta estaba cerrada, concretando, que el juego teniéndolo por la mano, pensamos que puede estar entre las 4 horas / 4 horas y media, que no esta nada mal para un wargame ligerito para una tarde de verano.
El campo de Batalla fue el Club Rvbicon y los Contrincantes fueron:

Silverman Alias Josep como Napoleón
Balowsky Alias Xavi como Blücher
Meta Alias Un servidor como Wellington

Lo primero que tengo que constatar es:

Cómo se me puede dar la concesión de un ejército cuya finalidad es la defensa y conseguir con esta acción el desgaste del enemigo, no veis que mi naturaleza es la contraría, yo soy de los que salen al campo cuando el entrenador cambia la defensa por el ataque, vamos que me aprendí que la mejor defensa es un buen ataque y luego pasa lo que pasa, que me lanzo siguiendo mi instinto y claro... hay... en fin a ver si para la siguiente...
Y es que lamentablemente un Servidor se lanzo como un loco en un ataque, con un par, contra un ejército arrollador con su caballería avantí y con ideas de conquistar mis dos ciudades y claro yo ante esto sólo puedo que tirar "pa lante", a saco, sin temor ni contemplaciones y henos aquí que en el segundo o tercer turno gozamos de una de la más largas y espectaculares Batallas en la que el Británico, osease el menda (yo mismo, el que suscribe, el aquí presente o como diría Cesar, ÉL), después de haber aguantado como un jabato y con más agujeros que el queso de Gruyere, sucumbí, eso sí, dejando el pabellón bien alto y con dos ocasiones de haber ganado la batalla, pero que al final la suerte de Napoleón acudió en ayuda de Silverman y su magnifico juego de muñeca y me hizo polvo cuando más lo necesitaba (él, no yo por supuesto).

La verdad es que lo mío fue una acción suicida, tenía que haberme esperado y aguantar la posición hasta que le Prusiano (el compañero Barlosky) atacase con sus tropas a las unidades Francesas apostadas en el Sur de mi posición.

La idea estaba clara, intentar por todos los medios no dejar al Francés que se dedicara a dar mamporros de primeras al Británico, con la idea de eliminarlo y luego tener pista libre para enviar todo su potencia hacia el Prusiano, por lo que decidimos realizar un despliegue, creando un frente común y compacto para no dar opción a que el Francés se ensañe con sólo uno de los dos Aliados, mientras que el otro, por esas cosas de la vida y la lejanía, tarda lo suyo en llegar al sitio en cuestión, por eso decidimos crear una línea defensiva compacta para evitar que el Francés marchase sobre el rival más débil (con menos número de unidades), bonita la idea, verdad?.... pues para la próxima, ya que en esta nuestro oponente Silverman se lanzo con toda su caballería hacia una de mis yugulares y la cosa se puso difícil, por lo que me vi obligado a hacer lo que hice :-).

A vote pronto, después de esta primera partida, pienso que el Británico es el que tiene que tener una postura más defensiva, esperando que venga las tropas de Napoleón a su encuentro e intentar desgastar a estas en todas las batallas que puedan tener, mientras que el Prusiano, tiene más potencia de fuego y puede darle más fuerte, por lo que es muy importante que ambos Aliados coordinen muy bien sus movimientos y que tengan un plan establecido desde el principio, teniendo en cuenta esta premisa.

Además una de las gracias del juego es aplicar la regla opcional de que los Aliados solo podrán comentar y planificar al principio del juego y después en cada turno de noche Aliado, vamos cada 10 turnos, por lo que el haber jugado al mus o ser un maestro del domino puede ser de gran ayuda en la interlocución a signos que los dos jugadores aliados pueden tener, ahora como no entiendas de signos, del arte de las muecas o tocamiento de oreja (por no decir otra cosa), estáis incomunicados hasta la noche Aliada.

The Waterloo Campaign es un juego de desgaste, al principio se colocan todos los bloques de las unidades con su fuerza máxima y el objetivo del juego es precisamente eliminar esos bloques reduciendo su fuerza a la mínima expresión.

Para el Francés el tiempo corre en su contra ya que en 29 Turnos (15 para el Francés y 14 para el Aliado) tiene que eliminar 10 bloques de ejército Británico y 13 bloques del Prusiano para ganar la batalla y si no o consigue en ese margen los Aliados son los vencedores.

Por su parte los aliados tienen que conseguir eliminar 25 bloques Franceses, también antes de que finalice el plazo, pero que si no consiguen esto en ese tiempo, con que sólo sobreviva uno de los dos ejércitos Aliados, el Francés pierde.

El Francés empieza con 44 Bloques, el Prusiano con 25 Bloques y el Británico con 19 Bloques (he aquí la indicación clara de que el Británico tiene una función más defensiva que ofensiva).

Para suavizar la presión del tema tiempo, el Francés puede tomar 3 Objetivos (Ciudades), la toma de estas provocará que tanto el Británico como el Prusiano pierdan un bloque al finalizar cada turno aliado, hasta que esas ciudades sean liberadas, eso sí que es una presión para los Aliados, los Objetivos son:

Ciudades Británicas

Si el Francés toma Bruselas, el Británico perderá 1 unidad al final de turno aliado.
Si el Francés toma Gante, el Británico perderá 1 unidad al final de turno aliado.

Ciudades Prusianas

Si el Francés toma Lieja, el Prusiano perderá 2 unidades al final de turno aliado.

El mapa es el típico de conexiones entre Puntos, cada punto es un pueblo o una ciudad y están conectados por carreteras, las hay de dos tipos, las principales y secundarías, limitando el número de unidades (Bloques) que se pueden mover por ellas, dando el toque necesario para que te estrujas las pocas neuronas que puedas tener en elegir dónde mover y por donde mover a tus unidades, si además tenemos en cuenta que si atacamos una ciudad defendida y si además tenemos que atravesar un río, pues el número de bloques que podemos pasar se reducen a la mitad y claro, en ocasiones esto hará que estés un buen rato pensando cual será tu próximo movimiento y si es mejor ir allí o pasar por allá o que se yo, por que no vaya a ser que este que tengo delante, el que parece una mosquita muerta, mueva aquí o acá y me ataque desde dos sitios diferentes o que me quede en un pueblo con carreteras secundarías y vea mi posibilidad de movimiento mermada, por que tenéis que saber que en cada punto (pueblo o ciudad), no existe un límite de bloques, vamos que si tienes en total 22, pues perfectamente puedes tener 22 apilados en el mismo punto y montarte una orgía en el campo de batalla si al otro se le ocurre atacarte con dichas cantidades, vamos que durante unas 2 horas el tercero se podrá ir a tomar un café, ver la telenovela, el concurso, cenar y llegar justo para realizar su movimiento, siempre que haya quedado alguien de píe, claro está :-)

A eso le sumamos el límite de movimiento que tiene las unidades, siendo 1 espacio para las de Infantería y Artillería y 2 para Caballería y lideres y que además existe la posibilidad de Marchas forzadas que nos permite mover un espacio adicional.

Y para que os cuento esto, pues para que tengáis toda la información necesaría y podáis ver por donde fueron los tiros.


8 comentarios:

Rubicon dijo...

Ostras Pedrin!!!!!!

Yo me lo pido para Reyes!!!!!!

Saludos

Raúl

Silverman dijo...

Muy buenas.
Enhorabuena por el artículo Metabcn, bien descrito. Por mi parte sólo alegar que a pesar de los numerosos cuchicheos y reuniones a puerta cerrada de mis contrincantes, el despliegue inicial que hicieron fue cobardemente conservador e inepto, especialmente el del prusiano que tenía más miedo que una vieja en medio de un partido de rugby.
Por fortuna para ellos me hice un lio con las limitaciones de movimiento y no supe moverme adecuadamente. Eso de no poder marchar a campo través me obligó a ir por la carretera en caravana en plan dominguero. Un General de mi nivel precisa de más espacio para desplegarse adecuadamente.
Puede proseguir Señor Metabcn.

Xavier dijo...

El prusiano hizo lo que pudo la primera vez que jugaba, maldito suertudo. Está claro que el francés a de ir primero por uno y luego por otro, y los aliados intentar coordinarse mejor en sus reuniones clandestinas en los lavabos

MetaBcn dijo...

Chisssss, señor Barlosky, no vaya a dar indicaciones de donde estaba nuestro Centro de Mando, el Servicio sólo era una tapadera :-)

El juego a resultado estar muy bien, muy divertido y nos mantuvo enganchados hasta las 22:00, además la fase de Batallas es como un juego dentro del juego, que además esta muy conseguido y es para mi la parte más divertida, aunque sólo pude disfrutar de 2 Batallas .-(

Ivan Prat dijo...

A ver si me aclaro entonces: mientras unos domingueros franceses montaban un pollo en el peaje porque no entendían el simbolo del teletac, los guiris ingleses y alemanes, mientras meaban las cervezas calientes, hacían planes para hostiar al francés entre los dos, porque solos no se atrevían, no??

Xavier dijo...

Para aportar decir que el tablero me encantó, un mapa sin marcas casi, cartografía pura, encantador....aunque por el tamaño de los bloques quizá debería ser un punto más grande, o simplemente sobredimensionar los pueblos

Y las batallas se resuelven en una ficha aparte, un juego dentro del juego, con centro, flancos y reservas, otro gran acierto

decir que en los bloques está impreso como curiosidad el nombre de los oficiales reales

MetaBcn dijo...

Efectivamente Ivan :-)

Además si alguna vez quisistéis ver como Blücher y Wellington iban juntos a miccionar, mientras tramaban planes de como tenían que darle al Francés, ese era el día :-)

Silverman dijo...

¿Suertudo? ¿Quién es un suertudo? Si llego a tener el día no la cuentas macho. Tanta reunión y planificación no se para qué. Eso de ir al lavabo juntos no es serio.
¿Qué es eso del teletac Iván prat? Evidentemente me lié en los cruces. Bélgica es demasiado estrecha para un General de mi nivel, necesito más anchura para moverme.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...