domingo, 23 de septiembre de 2012

Hannibal Rome vs Carthage - Primera Impresión (Parte I)


10:41 a.m.


El teléfono suena, a lo lejos, su dulce sonido se va meciendo entre mis sueños más profundos, ese sonido me lleva por el camino del depestar, de ese dulce amanecer y....

Y quién coño estará llamando a esta hora.....


Eso es justo lo que mi contrincante tubo que pensar, cuando raudo y veloz (tardo unos 10 minutos), descolgó el móvil para oír a continuación mí dulce voz al otro lado, que mejor que te despierten así.....


Y es que bueno, habiamos quedado para jugar por la tarde al Hannibal y erán las 10:40 de la matina, hora correcta para tocar los .... a mi oponente, claro servidor llevaba desde las 6:00 a.m. despierto, ya.... ya se que pensaréis que los nervios de tal gran evento no me dejaban dormir, pues no, uno estaba trabajando... cosa que a día de hoy es toda una suerte el poder hacerlo en este, no se si empezar la palabra que biene a continuación con j o con p,lo que si sé es que terminará con o... por lo que pongo ?****o País y que cada uno sustituya este jeroglífico como más le plazca.

Pues, eso, que no hay mejor manera de empezar una kedada que tocando los bemoles al contrincante y eso es lo que hice, le llamé, le deseé buenos días y le puntualice que esa tarde iba a ser una pesadilla para él, acto seguido (después de un poco de palique telefónico matutino), para no tentar más a mi suerte, me hice una despedida y cierre y terminé mi café del almuerzo y para el curro.


Pues si señores, después de realizar esa llamada de cortesía hacia mí oponente, esa tarde había quedado con el compañero Silverman para que me hiciese de cicerone por los caminos de este "Gran Juego de Estrategia" o Wargame con motor de cartas que es:

Hannibal Rome vs Carthage





Realmente no es la primera toma de contacto, en si se trataba de mi tercera partida, pero este juego, es mí bestia negra...

Sabéis de la existencia de juegos, que a priorí no son complejos, que por muchos son catalogados como juegos de iniciación, de nivel bajo/medio, etc..., pues esto es lo que podéis leer en los foros cuando busquéis información sobre Hannibal.


Pues para mí es un juego difícil de aprender, de asimilar, no se jugar, después de tres partidas, no se jugar y eso es así, sin rodeos....


Me he leído 4 veces las reglas, he montado un resumen de juego, me he leído ese resumen y nada, no hay manera....


A mi favor, comentar que Path Of Glory, considerado un juego más complejo, por el tema de las excepciones y demás lindeces, no me resulto tan complicado de asimilar e incluso soy capaz de jugarlo y de enseñar a jugarlo, pero este Hannibal, no hay manera.... una bestia negra que tenia que matar.


Y es por eso y por que el juego me gusta una barbaridad, que le propuse al compañero Silverman el montar una partida con la idea de aprender a jugarlo de una vez.... realmente lo conseguí??.... esto lo podréis ver a continuación.

16:45 p.m.

Llegada al Club Rvbicon y después de 1 año y medio en el que no he podido hacer acto de presencia, los saludos son de lo más esperado y reciproco por mi parte.

Después de hablar con todos los comensales que llenaban la sala, éramos unas 17 personas, cada uno a lo suyo, en danza varias partidas, unas 7 mesas desplegadas y mi contrincante no hacia acto de presencia, normal, mi llamada despertina lo había cangelado de tal forma que no se atrevía a asomar la nariz.


Hannibal, es lo que se le suele denominar un Wargame ligero, con motor de Cartas.





Y qué es eso del motor de Cartas?

Para los que lleváis mucha carrera en esta vía lúdica, sobra esta pregunta, pero para los que os acercáis por primera vez, sólo comentaros que se trata de juegos en los que las Cartas son las que llevan la voz cantante en cuanto a las acciones que podemos ejecutar.

Dependiendo del nivel de complejidad de un juego de estas características, las cartas pueden servir para realizar 1, 2, 3 o varias acciones, teniendo que elegir sólo una o en algunos casos, la carta nos permite realizar 2 acciones, etc...


Este que aquí presento, la jugada de una Carta nos permitirá seleccionar entre 4 acciones posibles, a saber:


1. Activar a un General para realizar movimientos.
2. Colocar fichas de Control Político en el Tablero (el quit del juego).
3. Colocar una Unidad de Combate (la soldadesca) con un General.
4. Jugarla como evento.


Normalmente la anatomía de una Carta (y entiéndase anatomía de una carta como la organización de la información que en ella podemos tener), viene dada por una serie de valores y texto que nos servirá para activar o realizar las acciones, anteriormente descritas y como ya estamos puntualizando, en los juegos más complejos, esta anatomía suele estar plagada de información, pero que en el caso de Hannibal, se trata de un formato bastante básico, formado por un valor de Carta, entre 1 a 3 y un Texto indicando la acción a ejecutar en caso de que juguemos esa carta como evento.


A esta información numeríca, le acompaña un código de colores, para indicar que bando puede ejecutar dicho evento, siendo el color azul para los Cartagineses, el Rojo para los Romanos y el de dos colores que podrá ser ejecutado por cualquiera de los dos.



Y ya que hemos mencionado el tema de Evento, comentar que también podemos jugar cartas como Contra-Eventos o para reforzarnos o fastidiar al contrario en una Batalla, acciones que aún no estando en la relación indicada, hay que tener en cuenta a la hora de elegir como jugar una carta.


Y esa es la gracia de estos juegos, el saber en todo momento que opción es la mejor a  la hora de jugar esa u otra carta que tenemos en nuestra mano y sobre todo qué acción ejecutar.... durante esos momentos tensos de decisión, esas maldiciones silenciosas cuando recibimos la nueva mano y vemos que la mayoría de nuestras cartas son de valor 1....aaah!! diosa fortuna, que he hecho para semejante castigo..





17:05 p.m.

No Peace Without Spain, pinta muy bien, una partida se puede finalizar en dos sesiones, igual que The Spanish Civil War desplegado y mi rival sin aparecer.....

Ah!! ya está aquí, saludando a los presentes.... pues nada, que ya podemos empezar.


Después de los saludos, desplegamos el Tablero, más que desplegarlo se trata de montarlo ya que en esta edición, han hecho que el mapa este formado por unas piezas, formando un puzle, curioso este punto, pero personalmente prefiero los Tableros convencionales.


Todo el tinglado nos lleva unos 20 minutos prepararlo y acto seguido las explicaciones del compañero Silverman, en la que no solo me explica la mecánica necesaria para poder moverme por el juego, también me indica aquellas Cartas de las que se tiene que tener debida cuenta por la importancia en la historia del juego y por su fuerza al ser ejecutadas, también me da consejos sobre algunos aspectos peliagudos o que se tiene que saber para no cagarla en demasía, esto es de agradecer ya que normalmente nos centramos más en explicar la mecánica de un juego y obviamos que delante tenemos a alguien que juega por primera vez y no conoce los puntos fuertes y débiles del juego, y hay una cosa que tenemos que tener en cuenta y es que es muy importante que el aprendiz este cómodo jugando, que le demos todo tipo de información necesaria para que pueda disfrutar con el juego, pero teniendo en cuenta que mucha información es contraproducente para todo oyente, por lo que hay que buscar siempre ese equilibrio entre la diversión y las explicaciones necesarias para saber jugar, un equilibrio difícil de lidiar
.

Otro aspecto que nos indica que Hannibal es un Wargame ligero, son las Unidades de Combate o UC's, estas al contrario de los juegos más avanzados , tienen sólo un valor numérico que representa simplemente la fuerza de combate de dicha unidad y que tendrá relación con e número de cartas de Batalla que podremos coger cuando entremos en liza con nuestro oponente. Dicho valor va desde 1 a 10, siendo 1, como es lógico una Unidad y 10, pues eso, diez Unidades, comentar que hay fichas de valor 2, 3, 5, 9...

Después nos encontraremos con las fichas de Generales, estas son más alargadas y están montadas en unas peanas, por lo que podemos decir que están en relieve. Estos tienen 2 valores numéricos, uno que servirá para su activación (el redondo) al jugar una carta de Estrategia con un valor igual o mayor y otro valor (el cuadrado) que servirá para realizar una serie de chequeos, por ejemplo en acciones como intercepciones, evitar batallas, sumar cartas de Batalla a tú mano, persecuciones, etc....


Para que os hagáis una idea, en los Wargames más complejos, podemos encontrarnos con fichas de 6 y hasta 12 valores, pero normalmente 4 a 6 son los más corrientes y en ocasiones podemos encontrarnos con Wargames más complejos y con fichas con un sólo valor, pero son algunas excepciones en la que la complejidad está más en las reglas y mecánica del juego.





Vaya se me ha terminado la tinta...


SEGUIRA -- >


Imágenes sacadas de la BGG

4 comentarios:

Silverman dijo...

Explicatio interrupta.

Y no eran las 10:40 cuando me despertaste, eran las 10:25 "cagüentó".

Por otra parte buena prosa y con emoción ascendente en el relato. Esperando que regargues la tinta...

guderian2 dijo...

Gran reseña-relato ! Nos tienes intrigados...

Fjordi dijo...

Tus reseñas son completísimas David. No dejes de escribir!

Y lo mejor de todo es que no sólo te leemos sino que ya te volvemos a ver en persona... :)

Xavier dijo...

sólo una palabra: Cyclades

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...